12.03.2008

HACE MIL AÑOS QUE ESTOY AQUI. Mariolina Venezia

Es la primera novela de esta autora, nacida en Matera (Italia), que hasta ahora lo ha sido de guiones y documentales.
Da un paseo de 130 años, a través de la historia de una saga familiar del sur paupérrimo de Italia. Comienza el mismo día en que Roma es declarada capital de la unificada Italia, y termina con la caída del muro de Berlín.
Bodas, embarazos, nacimientos, enamoramientos, lucha, hambre, trabajo, política, envidias, ambiciones, costumbres, etc, que van cambiando de color con el paso de los años.
Ágil y concisa, podría resumir su mensaje en el siguiente pasaje:
En algunas vidas, hay determinados momentos en los que las cosas sufren un giro inesperado. Una especie de descarrilamiento. Empiezas a vagar en tus días como en las calles de una ciudad desconocida. Observas cosas y personas que deberían resultarte familiares y no las reconoces. No reconoces los sucesos y las ocupaciones que llenan. Te preguntas cuándo ha ocurrido. Cómo ha ocurrido y cómo has podido llegar a este punto. Recorres hacia atrás, momento a momento, todo aquello que te llevaba hasta allí. Las intersecciones, las derivaciones. Así, sin darte cuenta, te pierdes en la historia. En tu historia, en aquélla que has logrado reunir poco a poco y que te cuentas cada día para existir. Y sólo cuando vuelves atrás comprendes que el tiempo no es un círculo, sino una espiral, y que el esfuerzo que haces para abrazar el pasado te proyecta de nuevo con fuerza hacia el futuro.
La critica en El País

1 comentario:

amor dijo...

la última frase es preciosa: desde el pasado coger fuerza para el futuro

s