1.14.2009

EL BUEY LOCO. Ignacio Martínez

Si es verdad que lo más importante de un libro es su comienzo, porque engancha al lector hacia dentro de la historia, el de El Buey loco, aunque comenzada la historia se olvida hasta el final, es como poco tan peculiar como para que no pase inadvertido… “Sólo en una ocasión he estado en la Tierra, aunque parezca increíble…” De esta manera comienza el narrador a contarnos quien es y que nos va a contar. Nos llevará de Rusia a un pueblito jienense a través de los recuerdos y la realidad del protagonista que regresa a su pueblo tras 50 años.
Se percibe como Ignacio Martínez goza haciendo reflexiones a través de los sencillos habitantes del Buey loco, sin temor alguno a dejar ver su opinión y enfado frente a determinadas realidades, para lo que utiliza, cuenta y analiza historias de la guerra civil y la segunda guerra mundial y la huella que han dejado en la sociedad actual.
También mis padres proceden de pequeños pueblos, y algunas de las historias me son tan cercanas que me parece estar escuchando viejas historias, de esas que la mayoría hemos oído contar cuando éramos niños. Muchas veces he pensado, que aún no ha terminado del todo la guerra civil, tal vez cuando el último de los que la vivió haya muerto podamos darla por acabada, pero aún así todavía encontraríamos alguna rencilla heredada.
Influyen en el autor, su pasión por la historia, por su pueblo, el flamenco, la cultura, Rusia, Cataluña y la filología ambas lenguas, que utiliza para incluir diálogos, que traduce en las notas finales del libro.
Apuntar desde mi “zona BDSM”, para terminar, mi aplauso para al crítica que hace de una relación de dominación/sumisión abusiva y no consentida que esconde dentro de la trama.
Más sobre el autor y la editorial

10 comentarios:

El amigo catalán dijo...

Habiendo participado ya en tu otro blog,me estreno en este, y aprovecho para celebrar su reactivación. Con tus reseñas nos das a conocer un autor realmente sugerente y al que se deberá seguir con atención.

En relación al impacto de la Guerra Civil y la II Guerra Mundial en nuestra sociedad actual, quisiera apuntar las diferentes maneras como se han abordado sus consecuencias: Por una parte el mirar a otra parte y hacer como si nos olvidaramos porque aquello no va con nosotros, tal y como ha sucedido en España, y por otra la preservación de la Memoria que vencedores y vencidos de la II Guerra Mundial han practicado desde 1945, como mínimo oficialmente. Es cierto que,por ejemplo, en Francia hay muchos claroscuros en relación a la Colaboración y la Deportación, o en Alemania hay poco interés por investigar localmente el impacto en el territorio de la presencia de los Campos, pero en ningún caso se dedican calles o establecimientos públicos a criminales de guerra como sucede en tantos pueblos y ciudades de España. Se debe reconocer las víctimas de ambos lados, y especialmente la de los "incontrolados" de la zona republicana, doblemente victimas por la manipulación a la que se sometió sus muertes por parte del Régimen Franquista. Debemos aprender de Chile o Sudafrica. El dia que lo consigamos, habremos ganado a la guerra.

Dómina Libertad dijo...

Amigo catalán...
Espero que cuando hayas leído alguno de sus libros, dejes por aquí también tu opinión. Sé que indiferente no te va a dejar.
En referencia a lo que dices sobre calles y establecimientos que aún quedan muchos lugares de España, me haces recordar el asombro que sentí este verano en Tenerife, pasmé ante tal exhibición de "los trofeos que los ganadores" que aun quedan allí.
Si te interesa Chile y lo que pasó allí, espero que no hayas perdido de vista esa pequeña novelita que tanto me gustó de mi profesor de creación literaria "El día que fue ayer". En una ocasión que vino un amigo suyo, les viví respirar entre ellos ese ambiente que había en nuestra transición... y yo diría que se han fijado mucho en ella para progresar, tal vez han conseguido mejorarla.

El amigo catalán dijo...

¡Por supuesto que nos han superado! Manuel Fraga en Chile o Argentina estaría condenado al ostracismo político más severo, si es que penalmente no hubiera dado cuentas ya de sus responsabilidades en el transcurso de la Dictadura. Y por supuesto no hay nada análogo a lo del Pazo de Meirás. Lo de modélico aplicado a nuestra Transición, es como mínimo para sonrojarse...

Princesse Sadique dijo...

Gracias por tu firma... te respondo en mi blog.

*haya* e {Vita}_ST dijo...

Gracias por su visita en mi blog, pasé a acompañar a su también, si se mira en el perfil verá que hay dos, espero que gusta. Abrazo.
*haya*

Spirit dijo...

Saludos a todos;

Interesante blog, que no todo en esta vida van a ser látigos. De los libros reseñados, leí en su momento LA PIEL DEL TAMBOR, que me parece una de las mejores obras de ARTURO PÉREZ REVERTE (junto con sus artículos en el semanal) y LA CATEDRAL DEL MAR, libro que engancha de principio a fin aunque yo considero excesivamente deudor de LOS PILARES DE LA TIERRA, aparte de que es un dramón más triste que diez culebrones de esos de sobremesa. Supongo que sabrás que en Barcelona hay una ruta sobre los lugares de dicho libro (aunque deberían incluir el "cementerio de los libros olvidados" de LA CIUDAD DEL VIENTO). No conocía el resto de libros, (bueno, de verlos en los escaparates, que la pila de lectura es inmensa).

Lo que si te felicito por tener un blog de este estilo, ya que una de las cosas que nos faltan a los lectores es el "boca a boca". No estoy hablando de nada sexual, malpensados. Son tantos los libros, tan pocos los lectores y tan poco el tiempo que, al contrario que otras artes (como el cine), no hay una recomendación de lector a lector que te diga "prueba este, ésta es mi valoración, mira si te motiva, etc...". Por eso el mundo está lleno de libros magníficos que nadie lee, pero bueno, vamos batallando con ello.

Un abrazo

Dómina Libertad dijo...

Spirit, me alegra mucho que te guswte la idea... nace de mi falta de memoria, olivdo lo que leo, pero si me escribo una reseñíta luego no tengo más que repasarla para acordarme del resto, y ya que internet nos ofrece la oportunidad, pues ¿por qué no compartirlo?
Ahora está descuidadísimo, leer, leo por rachas... a veces devoro, pero otras veces de máa actividad no soy capaz de concentrarme... bueno, que a ver si lo retomo.
Gracias por visitarme. Saludos, Dómina Libertad

Amanda Manara dijo...

Querida, me ha encantado este blog-sorpresa. Te conocía el otro, quizá porque sea en el mundo BDSM donde nos encontramos siempre. No sabes qué enorme placer me produce leerte, saberte a este lado tambien.

Yo ahora si leo, bastante. Y más que lo haré, escayolada de un pie y todo el día en casita.

Altamente recomendable el último libro de un "cuentista", Jon Bilbao: Como una historia de terror.

Ando ahora con Willian Seabrok, ya os contaré.

Un abrazo cibernético... hasta que pueda volver a subir las escaleras.

Amanda

Mistress Moon dijo...

Querida Libertad, aunque no recuerdes, nos conocemos , y hemos coincidido y jugado juntas...jeje, eres un encanto de persona y siempre recuerdo en mi memoria tu eterna sonrisa que ilumina toda la sala de juegos de Sabatt.
No he tenido el placer de leer éste libro pero te aseguro que lo haré, además no sólo me atrae tu recomendación sino el alma jienense del que soy hija y que llevo en las entrañas. El olor a jara, romero y clavél, y el rojo de mis abuelos que escondidos en el monte de Sierra Morena pasaron sus dias sin sus mujeres protegidos de los Nacionales...aún huelo aquél sudor y resuena en mis entrañas como un martillazo de la postguerra a la que he dedicado muchos años de mi vida a escribir.
Veo que tenemos cosas en común, curioso, te vi, te sentí, y ahora entiendo más esa conexión.
Disculpa mi intrusión en tu blog, no pude evitar escribirte al descubrirte....
Un beso y el agradecimiento al recibirme en éste tu rincón.

Dómina Libertad dijo...

Mistress Moon... te aseguro que el nombre me suena a rabiar, pero no soy capaz ahora mismo de poonerte cara. Como sabes ha sido mucha gente estupenda la que he conocido en las fiestas del Dark, y siempre lo decía, porque es una vieja discapacidad la de no aprenderme fácilmente los nombres.
Si tienes esos buenos recuerdos de Jaén, cualquiera de los libros de Ignacio Martinez te van a encantar por que rezuman verdadero amor por su tierra, todos me gustan pero mi preferido es "La sierra mágica" del que también puedes encontrar una reseña en este blog. Él es amigo mío y te puedo decir que es una persona muy especial, muy comprometido y activo con la cultura de su tierra, además de con otras muchas cosas. Tiene sobre todo la virtud de que aún rezumando la sabiduría que por haberse pasado la vida estudiando ha adquirido, es capaz de mirar la vida desde la humildad en la que se crió.
Yo también soy hija de un jienense, pero mi padre nada me enseñó de su tierra, ni siquiera su pueblo del que salió con siete años para ir a criarse a Málaga. Pero corrían malos tiempos, y las vicisitudes que se pasaron hicieron que muchos de los que salieron de allí no quisieran ni recordar su tierra. Así que considero una gran suerte la de haber conocido a Ignacio, porque de alguuna manera me facilitado conocer las raices perdidas.
Gracias por visitar mis blog... me pasaré por el tuyo.
Un gran abrazo, Libertad